Reflexiones

Escrita por: Fernando González

Fotografías: Alex Limón, Raúl Gutiérrez, Oscar J. y Luis Rivera

Cañón de reflexiones

Esta salida se prestaba retadora ya que desde inicio de semana se había advertido que esta iba a estar condicionada a la asistencia de las prácticas de la semana, mismas que se llevaron a cabo en Pared Los gatos (Miércoles) y La Extremita (Sábado), ambas ubicadas en La Huasteca.

Las pruebas: (Miércoles 6 y Sábado 9 de Marzo)

Estas últimas tuvieron gran respuesta entre los miembros del grupo, ya una vez adentrados en acción, se vio una gran colaboración entre los miembros expertos (La voz de la razón) y los más nuevos (Con a disposición a aprender). En estas prácticas muchos de los nuevos empezaron a dejar atrás sus miedos ya una vez asegurados del equipo y aplicando las técnicas de descenso y bloqueo que fueron previamente explicadas.

La salida: (10 de Marzo)

Ya una vez todos en nuestro cotidiano punto de reunión y con el equipo repartido, se iba a dar inicio a la aventura del día.

Con un exceso de vehículos disponibles para la salida, como parte de nuestra responsabilidad con el ambiente se deciden dejar unos en la zona y tener un mayor aprovechamiento de los lugares disponibles, buscando así reducir el impacto de la huella de carbono y nos dirigimos rumbo al cañón por carretera Monterrey-Saltillo.

Se arribó al lugar y se dio inicio a la caminata inmediatamente al lado de la carretera por aproximadamente 5 km con un poco de desnivel, con el primer objetivo “La entrada del cañón”.

Ya una vez adentrados en el cañón, este como bienvenida, nos regalaba unos trazos con bellos colores entre las primeras piedras del camino.

Posterior a esto nos encontramos en un recorrido con ascenso un más pronunciado, que iba a dar como resultado nuestro segundo objetivo del día: “El paso del caballero”.

Cada vez nos acercábamos más al ansiado rappel, sin embargo aún se tenía que pasar un recorrido un tanto seco y soleado para llegar al primer rappel.

Y así fue:

Primer rappel = 4 m

El primer reto al que nos enfrentamos fue sencillo e inyectó de confianza para los más nuevos y significó un papeleo sencillo para los más experimentados.

Con un regalo cortesía de mamá naturaleza entre el 1er y 2do rappel, nos topamos con una buena variedad de cactáceas entre ellas suculentas y unos cuantos reptiles, como lo son las lagartijas que nos deseaban una buena tarde.

 

Segundo rappel = 7 m

En este punto se tomó delantera por parte del equipo para llevar las cuerdas al siguiente rappel. En este punto y ante la espera nos topamos con “El charco hablaba” entre risas y bromas seguimos avanzando no antes sin reafirmar nuestro compromiso con el “leave no trace” y mantener la zona limpia recogiendo una botella PET encontrada en el ya tan nombrado charco.

 

Tercer rappel = 17 m

Un lugar pequeño como base y estar aquí significaba solo una cosa, “Solo queda avanzar”, ya que nos encontrábamos en el punto de no retorno de nuestra aventura del día.

Cuarto rappel = 25 m

Con un bellísimo paisaje, en este descenso inimaginable, que solo pudiera asimilarse a un lugar especial y/o escondite perfecto. En este punto parte del grupo se encontró con una abeja de color azul (Osmia Ribifloris), la cual es una especie abeja especializada en la polinización frutal, que tiene una distribución geográfica en EE.UU. (Oregon, California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, Texas y en el norte de México. Lo raro es que según la investigación esta especie de abejas se especializa en árboles de moras azules y nadie vio ningun árbol de este estilo. Por lo pronto, un misterio sin resolver.

Así mismo se presentó un problema, una cuerda se quedó atrapada entre una de las rocas del último rappel, los héroes de esta historia serían Fu y Licón, que se adelantarían en el camino y regresarían nuevamente al punto donde se atoró la cuerda, para recuperarla en nombre de los Trepas. (No todos los héroes usan capa, los nuestros usan cuerdas).

 

Quinto rappel = 15 m

Este rappel fue mero trámite inclusive para los nuevos que iban ganando cada vez más confianza.

 

Sexto rappel = 12 m

Este rappel estaba engañoso, contaba con un falso final, por lo que era necesario seguir descendiendo a pesar de parecer lo contrario.

Ya una vez casi todos reunidos otra vez, no quedaba más que esperar a nuestros héroes para emprender el regreso, para esto, el grupo se dividió y unos tomaron la delantera.

Mientras una voluntaria heroína (Meli), se quedaría para asistir a Fu y a Licón. Los cuales estaríamos esperando en un punto de reunión.

Ya una vez todos reunidos, tomada nuestra tradicional foto con el banderín de “trepas” y con nuestras flexiones hechas dentro del cañón, nos dirigimos rumbo a la salida del mismo.

El regreso fue tranquilo, sin ningún contratiempo y nos reencontramos nuevamente en nuestro punto de origen matutino, solamente para dirigirnos a comer unos tacos entre amigos.

Aquí unas imágenes del bello paisaje avistado ese día:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s