Naranjo completo

Reseña del Naranjo completo
Fecha: Domingo 25 de Junio 2017

El cañón del naranjo es un lugar muy especial, en lo particular me gusta más realizarlo a contracorriente, como los salmones, de abajo hacia arriba, presenta algunos saltos opcionales. Esta ocasión fuimos en un grupo reducido y decidimos hacerlo completo, es decir, desde Raíces hasta la Poza Azul (Piedra Parada).

Partimos rumbo a Allende en dos vehículos, formando un grupo de 6 exploradores y un perro: Omar López, Rodolfo Torreblanca, Alberto Arrieta, Roberto de los Santos, Alejandro Pantoja y “zeus”, y Leonardo Zamora (redactor).

La noche anterior llovió por fin luego de una larga temporada seca, y se esperaba lloviera por la tarde, me parece eso espantó a varios y ayudó a tener un grupo más ágil y buscar ir por el recorrido completo; llegamos a la casa al fondo de Rices para dejar las camionetas a un lado del Río Ramos, el sitio estaba solo, más tarde parecería un mercado literalmente.

Empezamos el recorrido a las 9:10 AM, río arriba, “zeus” estaba muy emocionado por el recorrido, esta primera sección es plana, caminamos por la orilla y cruzamos varias veces, el agua se veía cristalina, no demoramos mucho en llegar a la “media luna”, que es una playa agradable para acampar, y dónde alcanzan a llegar los jeeps; seguimos adelante, y nos sorprendió encontrarnos en otras pozas de acceso más limitado azadores de tabique y palapas de bejuco. Algo que rompía con el encanto del lugar.

Poco más adelante a la hora de haber iniciado nos cruzamos con unos jóvenes ya de regreso; nos despedimos y continuamos, hacía mucho sol, hasta calor teníamos, así que aprovechábamos las pozas para refrescarnos, ya con 1 hrs. 40 min de recorrido llegamos al “ojo de agua”, se notaba el cambio de temperatura del agua, demoramos 30 minutos más con todo y descanso en llegar al naranjo, donde unía su frías aguas con la cálida proveniente de las adjuntas.

Ya en el naranjo iniciamos la segunda etapa, el agua es más fría y el cañón más angosto y sombreado, pero aun así entraba bastante sol, el cañón no tiene mucho desnivel, pero si más que la primera etapa; al llegar a la poza de la cascada a escalar en tuvo, nos topamos con un grupo que venía bajando por el cañón, por naranjo inferior. El detalle es que algunos estaban brincando a la poza desde una roca la derecha del cañón.

Más adelante llegamos a las grandes rocas que escalamos, para luego llegar a una poza muy agradable y luego a la bifurcación (Y griega), la cual reconocemos por ver en la parte alta como el cañón se divide en dos y aparece una “isla” en medio. Aquí paramos luego de 2 horas en esta etapa; comimos algo y nos dividimos, dado que “zeus” batallaría mucho en la siguiente sección y ya era demasiada agua para él, así que Alejandro y Omar saldrían por el arroyo de la Cebolla llegando al vado y subiendo por el zigzag y bajar por la camioneta e ir por los demás que seguiríamos por el cañón.

El sol estaba muy fuerte, así que me parece que Omar y Alejandro se cansaron más por el camino de camionetas; mientras tanto Rodolfo, Alberto, Roberto y Leonardo continuamos; seguimos río arriba para llegar a una semi-cueva con varias arañas lobo, al parecer no venenosas pero si muy grandes. Subimos una cascada y llegamos a una de las pozas más bonitas, con una gran cascada, aquí realizamos unas escaladitas por tramos de cuidado. Para luego continuar con una gran sonrisa, pues esta tercera etapa es la que más me gusta.

Poco después llegamos a la poza de la piedra de la sirena con otra trepada; y poco más adelante el nivel del agua se fue reduciendo hasta quedar sin agua superficial, aquí vimos muchas heces de vaca y el fuerte olor emanado por los residuos, así como una zona karst. No fue mucho así, pues el agua volvió y debimos nadar, fue un tramo largo plano donde el cansancio acumulado se hizo evidente.

Al llegar a la poza del arco de corazón nos maravillamos, la escalamos por el centro, todos muy bien, pero yo batallé con la mochila, luego llegamos a la poza de la pared, pero esta vez escalamos por el centro, justo por la cascada, que fue más fácil. Y de aquí en adelante fueron muchas trepadas ya sea por cascadas o piedras cubiertas de vegetación, un laberinto de posibilidades y opciones.

Ya al ver casi el fin de recorrido seguimos la vereda, pero la perdimos en algún punto y en lugar de regresar al punto seguimos adelante, al ver que estábamos en otra cañada buscamos regresar al río pero estábamos muy arriba, sin embargo, luego de algunas destrepadas llegamos a la “poza azul”, pero por detrás de ella.

Eran las 5:17 PM, hicimos un tiempo de 8 hrs. 10 minutos. Nadamos en la poza para limpiarnos y refrescarnos para luego comer algo y porque no un último chapuzón antes de subir al camino. Ya en el camino al ver que aún no llegaba la camioneta Alberto se fue trotando, los demás lo seguimos luego de acomodar mochila, sólo Rob no quiso trotar.

Ya para entonces el sol no afectaba, así que fue un trote agradable, desde arriba vimos la camioneta ascendiendo a lo lejos ya en el vado, al verlos seguí sin darles mi mochila, pues debían dar vuelta y esperar a Roberto y Rodolfo, me alcanzaron en el vado y a Alberto lo alcanzamos a la mitad del zigzag. Para ya juntos llegar hasta Raíces por la otra camioneta y emprender el regreso.

Poco antes de llegar ya era notable la cantidad de gente, pues era literalmente un mercado, no cabía nadie más. Nos cambiamos y llegamos a comer al Cercado antes de llegar a Monterrey donde llegamos siendo las 9:00 PM

Saludos,
Luis Leonardo Zamora “Fugaz”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s