Pico Zempoala – CDMX

Reseña Escrita por: Elizabeth Gutierrez
Fecha: 5 de Marzo del 2017

El domingo 5 de marzo nos reunimos en el punto de costumbre a las 7 am Edgar, Diego, Aline, Igor, David, Lucas, Ali, Angel y yo (Eli) para realizar la salida a las Lagunas de Zempoala, que se encuentran en el estado de Morelos muy cerca de la CDMX, donde la cumbre tiene una altura de 3700 msnm. Partimos todos en caravana con los autos rumbo a las lagunas, disfrutamos bastante el camino en la carretera ya que es un lugar boscoso y con muchas curvas, por lo que conducimos con precaución.

IMG_0001

Al llegar a las Lagunas de Zempoala pudimos disfrutar de la hermosa vista que generaba el vapor que emergia del agua en la laguna, el clima era muy fresco por lo que nos dio ánimo para tomarnos un par de cafés, champurrados y comer unas cuantas quesadillas para calentar el cuerpo, llenarlo de energía y así disfrutar de la montaña.

Comenzamos la caminata muy entusiasmados como siempre, desde el inicio pudimos notar que la vegetación era muy frondosa y variada, al principio nos encontramos con muchos troncos en el camino que teníamos que brincar para poder continuar sobre el sendero, los árboles eran maravillosos, pinos con apariencia de ser muy longevos y mucho muy altos, tanto que en los pies de la montaña no logramos ver la copa de estos pinos.

IMG_0004

Para mi el clima era perfecto, hacía un poco de frío, pero se sentía una humedad que te permite calentar tu cuerpo sin hacerte sentir sofocado por el calor, la vegetación era tan abundante que de pronto nos encontrábamos con flores pequeñas de color morado y posteriormente veíamos algunas con aspecto de espinas envueltas de algodón, al igual que muchas enredaderas o helechos al ras del suelo, encontramos riachuelos con agua corriente, donde muchos de nosotros mojamos nuestro rostro y una que otra vez bebimos de esta agua.

La caminata fue algo pesada ya que tenía una pendiente demasiado inclinada, por lo que pronto comenzamos a sentirnos agotados y con el corazón acelerado, pero procuramos no perder el ritmo. En el recorrido tuvimos la oportunidad de platicar con Igor que es de Moscú, Rusia; nos compartío su opinión política sobre su país y lo más interesante es que nos contó sobre su familia y el trabajo de sus padres, donde decía que su padre realizó reingeniería de Supercomputadoras durante la Guerra Fría, mientras que su madre trabajaba haciendo piezas de aviones en una agencia reconocida en Rusia. Sin duda alguna fue una charla con muchas opiniones y enriquecedora, hablando de historia.

Mientras más subíamos nos dabamos cuenta que la vegetación boscosa se terminaba, seguía habiendo muchos árboles caídos, rocas que obstruian los senderos (cada vez eran más rocas que troncos) y muchas ramas en nuestro camino, algunos terminamos con rasguños en las piernas o brazos a causa de ellas.

En un punto del camino nos encontramos con otras personas que venían de Cuernavaca Morelos, con un grupo similar a nosotros pero guiados por una persona mayor, un par de ellos siguieron nuestro ritmo por poco más de media hora hasta que llegamos a un punto de descanso donde decidieron esperar a los demás de su grupo y seguir descansando. Poco después de haberlos dejado atrás nos encontramos con una planta llamada Ortiguilla la cual tiene unos pequeños filamentos en sus hojas que hacen que la piel se irrite y sientas ardor por mucho rato (varios de nosotros resultamos heridos a pesar de que procuramos estar atentos para no tocarla por error).

Nos faltaba muy poco para la cima, eso lo podíamos notar porque todo era de rocas gigantescas y pastizal muy largo, ciertamente fue un tramo muy pesado para muchos de nosotros; debo aclararles que esta fue mi segunda salida con los Trepacerros y la verdad en este tramo ya quería tirar la toalla de lo cansada que me sentía, porque todos o la mayoría ya se encontraban descansando en la cumbre, menos Alí que me apoyaba en la subida. Nosotros dos demoramos poco más de 15 min en llegar, la última sección aproximadamente unos 600 mts es de pura roca que tienes que trepar, al final de estas rocas llegas a la cima sintiéndote muy satisfecho después del esfuerzo realizado.

IMG_0002

Para mi, fue algo increíble porque muchas veces quise detenerme y no seguir más, pero lo cierto es que la vista desde la Cumbre Zempoala es verdaderamente maravillosa, muchos de nosotros nos quedamos solos tratando de meditar y disfrutar del lugar, algunos otros se durmieron un rato; como Diego que tendió una hamaca entre las rocas y descanso por un momento; otros como Aline y Lucas morían de frío por la baja temperatura y viento que había en el lugar, a pesar de esto todos comimos muy rico compartiendo nuestros alimentos, tanto que pudimos saborearnos un rico melón que Diego llevó hasta la cumbre.

IMG_0003

Debido al frío procuramos bajar lo más rápido posible, así que todos nos pusimos en marcha veloz en el descenso; como la montaña tenía bastante pendiente pudimos correr – trotar la mayor cantidad del tiempo, hasta que llegamos a un lugar donde perdimos el sendero y tuvimos que buscarnos paso entre las enredaderas, los charcos y el lodo del lugar; al tener éxito y encontrar nuevamente el camino pudimos seguir disfrutando del paisaje y decidimos ir un poco más lento ya que no queríamos estar de regreso en donde hubiera mucha gente, o autos; todos estábamos felices de estar entre la naturaleza, el silencio y sobre todo el aire limpio de contaminación.

Al final sabíamos que teníamos que volver a la realidad, nos reunimos todos en los autos cerca de la laguna y después de cambiarnos hicimos estiramientos musculares con ayuda de las indicaciones de nuestro amigo Edgar (que le encanta hacer Yoga), esto nos ayudó a relajarnos un poco y a no sentirnos tan cansados después de la caminata.

IMG_0005

Sin duda alguna, se convirtió en uno de mis lugares favoritos hasta el momento, por su vegetación, clima y sobre todo por su vista en la cumbre. Creo que a pesar de la dificultad que puede tener la montaña siempre su cumbre te hará sentir que el esfuerzo realizado “Ha valido más que la pena la alegría.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s