Cañones de La Cebolla

Reseña de cañones de La Cebolla
Fecha: Miércoles 12 de Abril 2017
Fotos: Javier Barrreda

Con la idea de hacer los 3 grandes cañones de la Sierra de la Cebolla “La Cebolla”, “El Colmillo”, y “Charco Azul / Las Escaleras” donde cada uno tiene en promedio 25 rapeles y 1200 metros de desnivel, los cuales bajan por la cara suroeste de la sierra hasta cerca de la comunidad de “Casillas”; juntamos un grupo de 5 exploradores: Ilia Daniela, Samuel Pérez, Javier Barreda, Roberto de los Santos, y Leonardo Zamora (redactor).

Nos reunimos el miércoles 12 de abril a las 2:00 PM para hacer compras de víveres y partir en una camioneta rumbo a Santiago, para subir por el Cercado hacia Laguna de Sánchez y de ahí tomar terracería hasta el ejido de La Cebolla, donde buscaríamos a la familia donde nos albergaríamos y a Jorge para que nos ayude con la logística.

El viaje fue sin incidentes, el clima muy agradable, aunque teníamos 80% de probabilidad de lluvia para los próximos 4 días de cañón. Esa noche dormimos en la casa de invitados, para el jueves realizar el primer cañón.

Jueves 13 de Abril – Cañón La Cebolla

Nos levantamos a las 5:30 AM para prepararnos y desayunar lo que nos preparó la sra. Leónida, y esperamos a Jorge que nos llevaría a La Cebolla para de ahí iniciar el recorrido.

Empezamos a caminar a las 7:15 AM desde la Cebolla (2650 MSNM) entrando a la cañada del arroyo la Cebolla, en el camino deberíamos de haber visto una cueva tipo sótano que deseábamos marcar su ubicación para explorarla en otro viaje. Seguimos por destrepadas hasta llegar a los rapeles, así fue uno tras otro, casi todos estaban bien armados, pero aun así debimos cambiar algunas bandolas viejas por nuevas.

El cañón es seco, con algunas charcas que evitamos, y varias desescaladas, pese a estar “armado” si debimos abandonar equipo y dejarlo más seguro. Al final el cañón se une a otra cañada más corta que si trae agua, llegando junta a una cascada llamada “El Alamar”, pasamos sin mojarnos, pero al final para cruzar el río y llegar al camino de Casillas si nos mojamos los pies. Nos fue muy bien, terminamos el recorrido en un tiempo de 8 horas y media.

Vimos a Jorge y nos fuimos rumbo a La cebolla para comer-cenar, esta ocasión amenazó lluvia pero no fue así, nos preparamos para el siguiente cañón.

Viernes 14 de abril – El Colmillo

Luego de desayunar nos fuimos con Jorge hasta el punto de bajada para El Colmillo, bajamos a la cañada y seguimos por el fondo hasta la primer desescalada donde esquivamos una charca, de esto si me acordaba, pero en demás dudábamos de si fuera el cañón, muchas desescaladas. Hasta que dimos con el primer rapel que también dudamos por no tener buena protección, al parecer se llevaron el anclaje.

Llegamos al segundo rapel y vimos que si es el correcto, seguimos por ellos llegando al que más me gusta la poza del tecolote, que esta ocasión no tenía agua ni tecolote, pero nos recibieron 3 parejas de cotorra serrana oriental; luego de aquí seguimos por las largas rampas y luego más desescaladas. Llegamos al rapel de la grieta atora cuerdas, y vimos que el anclaje clave no existía ya, afortunadamente pasamos sin problema.

Para entonces ya habíamos visto que muchos anclajes estaban incompletos, pues se habían llevado mallones, así que demoramos más de lo esperado rearmando, o semi-armando; además pusimos 2 rapeles guiados para evitar mojarnos en pozas de agua estancada. Llegamos a una vereda de salida del cañón, pero aún estábamos muy arriba y decidimos seguir por los últimos rapeles.

Al final, luego de 11 horas de recorrido llegamos a donde nos esperaba Jorge y emprendimos el regreso a La Cebolla, esta vez llovió un poco más, y llegamos ya oscuro a cenar.

Sábado 15 de Abril – Misterios

Decidimos abortar el bajar por el cañón Charco Azul / Escaleras, debido a que ya estábamos muy cansados para cargar con aún más equipo para acampar, y realizamos 2 planes distintos, por un lado Roberto y Javier subieron a la cima de La Sierra de La Cebolla, un desnivel de 500 metros en hora y media; mientras que Ilia, Samuel y yo bajamos a Casillas en la camioneta para hacer el recorrido del cañón Misterios, que sólo Sam conocía de nosotros.

Dejamos la camioneta en un rancho y emprendimos el ascenso al puerto “El Barro” por la sierra de La Ventana, esta vereda me parece cruza hacia Santa Rosa, pero llegamos sólo hasta un puerto de donde baja el arroyo, el agua nos mojaba sólo hasta los tobillos, serían 5 rapeles donde el más largo sería de 40 metros, que es muy vistoso, una larga pipeta donde vimos unas ranas muy arriba, me parece tardamos más en el ascenso al puerto que en bajar, o casi el mismo tiempo.

El día estuvo muy soleado, pero para las 2 pm, el clima cambio, justo como los días anteriores, pero ahora si llovió más. Al llegar a La Cebolla nos reunimos los cinco, Javier había ayudado a cocinar champiñones, así que luego de comer descansamos y dimos un paseo para explorar la cueva de la tía María, donde vimos muchas matas de Yerbaniz y Menta llevamos unas para preparar té; para la cena; para la noche llovió muy intensamente, así que nos alegramos de no haber acampado en medio del cañón.

Para la mañana, la tierra sedienta había absorbido toda el agua, así que el regreso fue tranquilo, sólo tráfico bajando al Cercado, y eso de que era temprano, pues llegamos a Monterrey para las 2:00 PM justo para comer antes de ir a casa y bañarnos luego de 5 días sin aseo.

El Charco Azul esperará otra oportunidad.

Saludos,
Luis Leonardo Zamora “Fugaz”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s