Crestas de Malinalco – CDMX

Reseña Escrita por: Diego Ortiz
Fecha: 12 de Febrero del 2017

El domingo 12 de Febrero, emprendimos a las 7:30 de la mañana el camino hacia el Estado de México, 13 exploradores (Aline, Kari, Julieta, Areilza, Alicia, Mayte, Edgar, Gio, Luis, José Miguel, Angel y yo) dispuestos a descubrir el trayecto de la ruta de las crestas de Malinalco. Afortunadamente Mathias, un francés que por la cantidad de años que ha pasado en México consideraremos local, pudo acompañarnos en la excursión. Él es un apasionado corredor y montañista, que a través de más de 10 años, ha explorado toda la sierra alrededor de Malinalco, y demostró conocer cada una de las veredas. Muy contento por recibir visitas que quieran conocer los paisajes y la naturaleza del lugar, nos introdujo con una breve historia de Malinalco, platicándonos que desde tiempos prehispánicos, los aztecas peregrinaban a lugares sagrados a través de los mismos caminos que atravesaríamos por la sierra. Así, emprendimos la caminata hacia la montaña.
IMG_2638

IMG_2645

Comenzamos la excursión minutos antes de las 10 de la mañana, caminando primero por una hora a través de un extenso llano, en el que no había sombra alguna para ocultarse del sol que azotaba con toda su fuerza a todo ser vivo expuesto en los pastizales. Fue mientras subíamos, que poco a poco la vegetación fue cambiando, para transitar de los matorrales a un bello bosque de encinos y pinos. La sombra de los árboles nos recibió alegremente y por fin pudimos tomar un descanso del calor. Proseguimos así por una hora, a través de las veredas entre los pinos.

IMG_2549

IMG_2546

Fue a la 1 de la tarde que llegamos a la cumbre a 2534 msnm, salimos del bosque para entrar en unos campos agrícolas de chícharos, y ahí quedamos maravillados frente a la vista que se nos presentaba. De un lado el valle de Ocuilán y de Chalma, y del otro el valle de Malinalco. Así nos quedamos cerca de una hora platicando y compartiendo comida bajo la sombra de los árboles.

IMG_2614

IMG_2595

De regreso, Mathias nos propuso tomar un camino diferente que nos sacaría directamente a Malinalco. Bajamos rápidamente, con la idea de llegar a comer algunas quesadillas al pueblo. Sin embargo el regreso fue más largo de lo que habíamos pensado, y tuvimos que caminar nuevamente por el llano, con el sol que parecía no haberse debilitado luego de las horas que pasamos en el bosque.

Llegamos de regreso a los carros a las 3:50 de la tarde, sedientos y acalorados. Mathias muy amablemente nos ofreció jugo de lima fresca de su jardín, y nos permitió recuperar el aliento.

En total fueron casi 6 horas de camino, recorriendo 20 kilómetros con unos 1100 metros de desnivel positivo, empezando en 1581 msnm para llegar a 2534 msnm.

Terminando, nos dio tiempo de disfrutar unas quesadillas en la plaza principal de Malinalco e incluso visitar el famoso convento agustino. Mathias nos despidió invitandonos a la carrera que organiza en Abril: La “Mali 50” que cruza desde el ajusco, y atraviesa parte del camino que recorrimos.

IMG_2656

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s