Cañon de las reflexiones

Reseña escrita por: Melissa Lambert
Fecha: 26 de febrero de 2017

Otra salida con Trepacerros, otra increíble aventura. Este bonito y soleado día de febrero salimos de nuestro punto de reunión de todos los domingos con dirección al Cañon de las Reflexiones, un cañon seco que se encuentra entrando por el Cañon de Casa Blanca en los límites de García, Santa Catarina y Ramos Arizpe. Una vez estacionados los coches, cruzamos una carretera, pasamos por debajo de otra y esquivamos varios alambres de púas para finalmente llegar al camino pedregoso que nos llevaría al cañon.

Caminamos alrededor de dos horas, en las cuales nos encontramos con subidas empinadas, rocas de todos los tamaños, una pequeña casa a mitad de la nada y un estrecho camino con una hermosa vista a un lado—y poco más, pues era un barranco. Encontramos esto y más, pero resulta que algunos de nosotros también perdieron cosas (*cough* casco *cough*)… Lamentablemente, Sofi no nos pudo acompañar adentro del cañon, pero no se perdió de mucho, ni nos divertimos tanto… (*wink wink*).Eventualmente llegó la hora de prepararnos con arnés y casco para entrar al cañon y empezar con los rapeles. Debo admitir (aunque creo que fue bastante obvio en varias ocasiones) que estaba un poco nerviosa por bajar por las rocas con rapel, ya que mi primera vez practicando rapel había sido apenas el jueves previo a la salida. Sin embargo, me sentí mucho mejor de lo que esperaba y, aunque en algunas bajadas me costó trabajo dejarme caer en el arnés para comenzar el rapel, el ánimo de los demás me dio el valor y la confianza de lograrlo. Creo que lo más difícil fue tener que parar en varios puntos del rapel para posar (y cambiar la cara de nervios a una más agradable, en mi caso) para las fotos que Omar y Fu ansiaban tomar (aunque no me puedo quejar, ¡quedaron muy bien todas!).Fueron seis rapeles en total, el más alto midiendo alrededor de 20 metros. Entre cada uno teníamos que caminar un corto tramo entre enormes rocas, de las cuales algunas eran lisas y parecían resbaladillas. Al terminar el último rapel, nos acomodamos para comer—todos echándole el ojo a la deliciosa pasta de Javier y compartiendo el queso Philadelphia de Kike—y descansar un rato. Sólo a Alfredo se le pudo ocurrir bajar de donde estábamos por el descenso de piedra sin asegurarse de que iba a poder volver a subir (aunque no se le puede culpar; cuando la naturaleza llama, no hay muchas opciones…), por lo que Mikel lo tuvo que rescatar con una de las cuerdas.Después de tomar la foto obligatoria de Trepacerros, bajamos por las piedras con ayuda de un alambre para continuar nuestro camino de regreso. Caminamos, corrimos, saltamos, resbalamos y nos contorsionamos por estrechos espacios entre rocas grandes y pequeñas. Trabajamos en equipo para pasarnos las mochilas por los espacios en los que no cabían con nosotros y para lograr el descenso por lugares complicados. Nos reunimos con Sofi, quien resulta que había encontrado su casco no tan lejos de donde nos habíamos separado, gracias a un hombre y su perro. Nos topamos con una manada de cabras y poco después con su dueño, quien las estaba buscando. Regresamos a los coches con mucha emoción, satisfacción y hambre, pero sobre todo con una gran sonrisa por haber tenido otra estupenda experiencia con una maravillosa compañía.Más de una vez a lo largo del recorrido por el Cañon de las Reflexiones me temblaron las rodillas y me pregunté qué estaba haciendo ahí, pero el apoyo y las buenas vibras de todas las personas a mi alrededor me hicieron olvidarme de todo excepto el sentido de aventura, confianza y compañerismo que caracteriza a este grupo. Entre más conozco a todos y cada uno de los integrantes de esta gran familia llamada Trepacerros, más agradecida y feliz me siento de haberlos encontrado y tener la oportunidad de vivir tantas buenas y emocionantes experiencias a su lado. ¡Hasta la próxima aventura!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s