El Domo

Reseña del Domo
Fecha: Domingo 24 de Julio 2016
Título alternativo: “Asciende tu propia montaña”
Fotos: Mónica Hernández

El maestro montañista regiomontano, José Manuel Rodríguez nos invitó a conocer “El Domo”, que sube cada año para conmemorar el primer ascenso mexicano al Huascarán un 23 de Julio de 1988. Así que nos dimos cita 12 exploradores en el punto de reunión a las 6:00 AM, de los clubes Altus, Rucos Extremos y Trepacerros, entre ellos: Mónica Flores, Estela Ortega, Cactus, Marcelino Mejia, Cynthia Rodríguez, David Salinas, Armandina Ramírez, Addanari Rodríguez, Mónica Hernández y Leonardo Zamora (redactor).

Nos dirigimos a la carretera Monterrey-Saltillo para ingresar en el siguiente cañón luego de Casa Blanca, ya en el estado de Coahuila. Ingresamos las camionetas por una terracería y cruzar por sobre la autopista por un puente y tomar el camino directo hacia el cañón.

Casi todo el recorrido es por la cresta
Cresta en el Domo

La montaña se veía desde ahí, de hecho se ve desde la carretera fácilmente, iniciamos el recorrido a las 8:00 AM, ingresando por un portal para bajar al fondo del cañón, aunque luego vimos que hay un sendero que discurre paralelo y parece bajar cerca de donde va nuestro recorrido.

Seguimos el sendero por el fondo del cañón hacia el sur, hasta una esquina particular donde asciende una vereda por así decirlo, se marcó dicho punto; se trata de un recorrido muy poco frecuentado, así que la vereda prácticamente no existe, así que ascendimos por una rampa con la arista rocosa a nuestra derecha, para luego tomar la arista, mientras tanto nos topamos con una gran variedad de vegetación xerófita y con sus correspondientes espinas.

El ascenso fue a ritmo moderado, procurando tener una sola línea. La pendiente cada vez era mayor, Mónica disfrutaba mucho del recorrido, siempre con una sonrisa, mientras tanto Addanari sufría un poco, y estaba nerviosa sobre cómo sería el regreso, pues la pendiente se hacía más intensa y vertical conforme ascendíamos, además de estar cubierto de espinas.

Así llegamos hasta un punto donde la pendiente se intensifica cuantiosamente, luego de un pequeño resaque, y seguimos por una regleta, al frente José Manuel nos guiaba seguido muy de cerca por Mónica Flores, cuando de repente se soltó un par de grandes rocas justo hacia Mónica Flores, quien no alcanzó a esquivarlas por completo, de modo que se lesionó el pie derecho; le practicamos primeros auxilios y decidimos que José Manuel continuara guiando al grupo en lo que Mónica Flores y yo bajábamos hasta el arroyo donde nos esperara en un punto estable y sombreado.

DCIM101GOPRO
Ya cerca de la cumbre la pendiente se modera

Cabe decir que fue un Mónica se portó muy valiente, no podía caminar y el terreno era complicado, yo ya no pensaba en buscar la cumbre sino en llegar ambos al arroyo, lo más sencillo fue que Mónica bajara sentada casi todo el camino, ya cuando casi estábamos a la altura del arroyo José Manuel nos indicó que 3 de las chicas habían decidido regresar al llegar a un resaque; bajamos hasta un punto más seguro y dejé a Mónica poco antes de llegar a la sombra, pues me insistía mucho en que regresara.

Fue una difícil decisión, pero pensando en que hubieran tenido problemas dejé a Mónica a inicié el ascenso, avancé fluido así que no tardé mucho en llegar al punto del accidente, ahí seguí las huellas y luego me encontré con Addanari y dos chicas que bajaban , calculaba por lo que me decía José Manuel que si seguía ascendiendo debería hacer alrededor de una hora en llegar a la cumbre y me esperarían.

Addanari estaba un poco nerviosa en este tipo de terreno desde antes del accidente, y luego de presenciar el accidente no se sintió con confianza; pero las vi moviéndose bien, y ya pronto sería más fácil, así que las dejé continuar con algunas indicaciones algo nerviosas. Adda dejó caer otra roca enorme, pero pudo bajar bien sin problema, y llegaron a descansar con Mónica Flores poco más tarde.

Seguí por la arista, y logré llegar a la cumbre cerca de las 2:30 PM, ya en la cumbre saludé a los demás y comí unos nopales que me dio Mónica Hdz. Me hidraté y luego de las rigurosas fotos de cumbre iniciamos el descenso. Desde la cima se dominaban la Calle, La Blanca, La Purísima, La Mote Grande, así como el Sapo.

DCIM101GOPRO
En la cima del Domo

Cactus iba en punta, pero me le uní para juntos bajar antes y llevar a Mónica a la camioneta. Mantuvimos un ritmo fluido por la arista, siempre con cuidado. De esta forma llegamos hasta el fondo de la cañada donde nos esperaban las chicas bajo la sombra de una gran roca. Descansamos con ellas varios minutos, hasta que se acercaran los demás, para luego llevarla por turnos hasta la camioneta.

Los últimos nos alcanzaron pasadas las 7:00 PM, e iniciamos el regreso hasta pasadas las 8:00 PM poco antes de oscurecer. Un enorme agradecimiento a José Manuel, muy aparte del accidente fue un recorrido muy agradable, el clima fue benévolo hasta cierto punto.

Finalmente vi que una espina me lastimó un nervio del tobillo y ello provocó que batallara para caminar; pero Mónica Flores tuvo fractura además de 3 puntadas, espero que se recupere pronto.

Saludos,
Luis Leonardo Zamora “Fugaz”

Anuncios

4 comentarios sobre “El Domo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s