Sierra Potrero Abrego

Titulo Alternativo: Confusión con cambio a horario de verano
Autor: Luis Leonardo Zamora
Fotos: Javier Barreda y Leonardo Zamora

El plan de este domingo sería explorar la ruta de ascenso al pico de la Sierra de Potrero Abrego, que se encuentra en la misma cadena que la Sierra la Viga y El Tejocote, justo entre ellos; para lo que debíamos dirigirnos hacia el poblado de San José de las Boquillas, al ser exploración debíamos salir más temprano, pero con el cambio horario de verano nos revolvimos y nos citamos una hora antes, pero estuvo bien, dado que así salimos con el tiempo justo.

Para esto madrugamos y salimos en 2 vehículos un grupo de 9 exploradores: Armandina, Juan P. Rosito, Héctor Curcho, Jose Luis Soto, Gerardo Garza, Javier Barreda, Alberto Arrieta, Roberto de los Santos, y Leonardo Zamora (redactor); tomamos rumbo hacia Ciénega de González, donde vimos las cuadrillas de bomberos que trabajaban en apagar el incendio en la sierra de Santiago y Rayones, mismo que al parecer ya estaba controlado.

Grupo de Trepacerros
Grupo de Trepacerros

Hicimos poco menos de 2 hrs. De camino hasta llegar al punto de entrada, intruducimos los vehículos por una terracería para acercarnos al punto, dejándolos lo más cerca posible y evitar salir muy noche. Cruzamos por una cadena abierta hasta llegar al punto de inicio de la vereda.

De esta forma empezamos a caminar aproximadamente a las 8:00 AM, batallamos un poco al principio para ubicar bien el inicio de la vereda, pues vimos uno franco que pensamos nos desviaría, pero finalmente vimos que ese era el correcto, y lo seguimos para ver que seguía directo por donde deseábamos, nos dirigimos justo a un peñasco, el cual rodeamos por el poniente para acercarnos al puerto, la pendiente era fuerte y fuimos ganando altura bastante rápido.

Mantuvimos un ritmo constante pero ligero, aún así Juan estuvo a punto de sufrir calambres, pero se recuperó y continuamos al llegar al pie del peñasco lo rodeamos para ascender por una cañada angosta y muy hermosa, el sendero estaba muy bien marcado, y justo al terminar la cañada vimos que el camino se dividía en 2, uno seguía ascendiendo, suponemos sería un atajo, pero seguimos el otro, el cual nos dirigió hacia el puerto, pero nos fue alejando de nuestra meta, ya en el lomo, descansamos un poco, y buscamos el mejor sendero, y es que ya no se distinguía sendero, estábamos a 3.6 km. De nuestra meta.

Si bien, la pendiente ya no era tan exigente, si fue difícil caminar por el cerrado terreno, pero volviendo o alzando la vista nos brindaba increíbles panorámicas, además de pequeños bosques cubiertos por zacate unos, musgo otros, como puestos para descansar. Seguimos hasta la cima de una cima falsa, donde Jose Luis decidió para y descansar. Los demás seguimos, yo me fui rezagando dado que no me sentía bien del estómago, ya era el último ascenso y ya casi era el tiempo límite, seguí tras mis compañeros que llegaron 15 minutos antes que yo a la meta a las 2:50 PM.

Vaya que valió la pena, ya que desde su cima se domina una vista privilegiada en 360 grados. Al norte podíamos ver El Escorpión, Mitras, Chipinque entre otros; abajo las casas de donde empezamos, y los cañones; al oriente El Muerto, Bandera, La Cebolla, los picachos de Minillas entre otros, al sur Nuncio, Mesa de Tablas, El Coahuilón, Veleta, La Marta; al poniente La Viga.

Grupo en la cima de la Sierra Potrero Abrego, atrás al poniente se ve el cerro del Muerto.
Grupo en la cima de la Sierra Potrero Abrego, atrás al poniente se ve el cerro del Muerto.

Comimos y dormimos un poco, para tomar las fotos de grupo y emprender el regreso, poco antes de las 4 pm, Ya de regreso, Alberto se sintió mejor y ubicó muy bien la incipiente vereda, hasta llegar con Jose Luis, la medio seguimos por el lomo, hasta perderla de nuevo, y luego ubicar la vereda franca del puerto, aún nos faltaba mucho desnivel, pero la vereda ya sería más fácil de seguir.

Llegamos a la cabaña donde dejamos la camioneta a las 6:30 PM, y de ahí a por el otro auto, todavía con luz de día, el atardecer cayó al llegar a Ciénega de González, donde paramos a cenar y reparar energías; así que llegamos a Monterrey a las 9:20 PM.

Saludos,
Luis Leonardo Zamora “Fugaz”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s