Picos El Toro y Viatores

Reseña de pico El Toro y pico Viatores
Fecha: Domingo 10 de Enero 2016

El plan original era ir al cerro de La Popa, pero como faltaban vehículos, dejamos mi camioneta en casa de David y él nos prestó la suya para ir un poco menos apretados, y cambiamos el destino hacia el parque Potrero Chico con la idea de subir el Toro. El grupo lo conformamos 7 exploradores: Juan (Panda), Samuel Rodríguez, Adrián Medina, Sofía Olivares, Héctor Curcho, Héctor Hugo García, y Leonardo Zamora (redactor).

Nos encaminamos hacia Hidalgo, N.L., para entrar al parque Potrero Chico, donde vimos a los primeros escaladores encaminándose a disfrutar de las rutas de escalada del lugar. Dejamos la camioneta estaciona en el cañón para iniciar el recorrido internándonos en el potrero, dejando atrás las grandes paredes, para buscar el inicio de la vereda en la cara sur del Toro.

Trepacerros en pico Viatores
Trepacerros en pico Viatores

Al llegar al primer arroyo en la entrada de la vereda vimos a una chica de California que también subiría a la cumbre, pero se adelantó sola a paso ligero. La vereda está muy bien marcada, por lo que no batallamos para seguirla, el clima estaba fresco y agradable, pero luego de las vacaciones y excesos de las fiestas decembrinas no estábamos en nuestro mejor momento; así que subimos a paso tranquilo y constante.

La vegetación era de matorral desértico, al ir ganando altura llegamos a una zona con palmeras y más adelante vimos algunas biznagas tipo viejito, ya en la zona de trepadas por roqueríos, donde algunos disfrutaron más y otros fueron acostumbrándose al terreno. Poco antes de llegar a la arista vimos un letrero donde marcaba el camino ya sea al Toro o al pico Viatores, así que seguimos hacia el Toro.

Al llegar a la arista, fue un disfrute, pero para los que fue su primera ocasión, significó algo poderoso el cruzar por los pasitos uyuyuy, casi llegando a la cima vimos a la chica de California ya de regreso. Ya en la cima tomamos un descanso para comer un poco, hicimos 2 horas y media aproximadamente. La panorámica desde ahí es soberbia, estábamos en la cima y el borde de la pared una caída libre de aprox. 800 metros, y las fotos no podían faltar.

Sin embargo, el recorrido nos pareció corto, y acordamos explorar el camino para conocer el pico Viatores, más alto que donde estábamos, así que iniciamos el regreso hasta la desviación, para seguir por el sendero.

El camino estaba muy bien trazado y marcado, me gustó mucho atravesar un pequeño bosque de palmeras. Más adelante el sendero se fue haciendo menos claro; hasta que justo llegando al pie del pico viraba directamente hacia arriba y se perdía casi por completo, teniendo que estar muy atentos para seguirlo. En la última trepada de plano si había que tener cuidado por las rocas sueltas, pero ya ahí valió la pena el esfuerzo, no sin los nervios de algunos que no sabían cómo harían para bajar de ahí, les dije que sería más fácil de lo piensan y continuaron.

Tomamos algunas fotos, y nos dio pena ver la cruz de la cima totalmente doblada, los días anteriores había venteado muy fuerte, así que muy posiblemente fue el aire el que la dobló. Me dio muchísimo gusto conocer este nuevo recorrido, y luego de descansar emprendimos el regreso.

Buscamos la mejor vereda para bajar, al final vimos que el punto por donde yo subí sería el mejor. Ya luego de superar ese paso, lo demás fue muy sencillo, sólo seguimos el sendero, buscando avanzar antes de que el sol arreciara más. El problema de subir en veredas por la cara sur es que el sol te pega toda la tarde. Tuvimos que hacer varias paradas para que los rezagados se incorporaran al grupo, y no desperdigarnos mucho.

Ya al llegar al parque lo vimos lleno de gente, unos para escalar, otros para beber, o convivir con la familia. Como no trajimos equipo para escalar, emprendimos el regreso a casa, muy satisfechos por el recorrido realizado y llenos de las increíbles vistas que grabamos en nuestras mentes.

Como comentario, a la semana siguiente unos compañeros de Viatores arreglaron la cruz y además volvieron a poner el letrero de la vereda que estaba tirado.

Saludos,
Luis Leonardo Zamora “Fugaz”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s