La Viga

Reseña escrita por Clara Ruiz
Fecha: 30 de Agosto de 2015
Fotos: Edgar Garcia y Ana Silvia Martinez

Ya había oído hablar de La Viga o San Rafael. Será duro, me dijeron. ¡Y tenían razón! Pero es una montaña con unas vistas preciosas, me dijeron. Me convencieron los de Trepacerros y yo no sabía lo que me esperaba.

11990434_10153544010465915_4388748555266912492_n

Tras más de una hora en coche hasta el pueblo de Los Lirios, empezamos el recorrido. Eran las 9:40 y el tiempo era perfecto. Los olores invitaban a pasear la vista por el color verde que todo lo invadía. Éramos un grupo numeroso, treinta y tantos, y multicultural. Yo soy española, así que también me incluyo en esa mezcla que se unió con el objetivo de llegar a los 3572 metros de altitud oficial que tiene la montaña. Ya nos encontrábamos a una altitud de 2340 metros, así que echen cuentas, más de mil metros de diferencia nos esperaban.

El principio, digamos los primeros minutos, fueron de alegría, cotorreo, como dicen aquí, y muchas ganas de caminar. Sin embargo la pendiente y el terreno me sorprendieron, ¡no sabía que iban a ser tres largas horas y media de sufrimiento físico! Me refiero a la subida claro, porque la bajada fue otra historia. Por suerte México está llena de gente como los de Trepacerros, que te animan y apoyan en todo momento, que no dejan que decaigas y te acompañan en la aventura en todo momento.

10626771_10153544010410915_6449507682754798729_n

Comenzamos un recorrido precioso mirando dónde y cómo ponía los pies. Aprendí a respirar para no quedarme sin aire, a parar y beber agua aunque no tuviera sed, y sobre todo, encontré mi paso. Mi tiempo. Mi ritmo. Aprendí que no debo usar de apoyo las ramas que se encuentran atravesadas en el camino, ya que ayudan a evitar el desprendimiento de las piedras del camino. Tras dos horas me descubrí subiendo ligera, pasando el límite que pensé que tenía, controlando mi cuerpo con la mente, escuchando mis sensaciones.

 

Al llegar a la cumbre sentí un ligero mareo, pero pasó rápido. La temperatura baja considerablemente allí, y se agradece, pero hay que abrigarse. Nos juntamos a comer, hicimos fotos, disfrutamos de la vista y nos sentimos orgullosos de la meta. Pero aún faltaba la bajada, ¡qué ilusa fui al pensar que ya estaba todo hecho! Tras unos nopales, sandía, uvas, jugo, frutos secos y algo de chocolate, emprendimos la vuelta.

11988776_10153544010940915_3170479096927834151_n

11998967_10207417274487406_22051270479146453_n

El camino está casi completamente cubierto de pequeñas piedras que hacen difícil caminar recto, por lo que el paso adecuado es lateral y ligeramente flexionados, para ayudar a las rodillas en estas empinadas bajadas. Aprendí a correr de árbol en árbol, sorteando piedras y perdiendo el miedo a caerme. Aprendí a ser parte de la montaña, a dejarme llevar por los caminos. Por supuesto también aprendí a caer, tengo varios moratones que lo demuestran, pero me sentí mejor cuando vi que la experiencia fue compartida por mis compañeros novatos y no tan novatos. Fue muy divertido.

Cuando finalmente llegamos al punto de partida, casi no me lo creía. Me sentí orgullosa de mí misma, de no haber dejado a medias una montaña como esta, una experiencia que me enseñó mucho y que comparto hoy con ustedes para que se animen. No les voy a hablar de las vistas, yo sufrí, pero la sensación de haber conseguido una meta como esa, de superarte físicamente, merece la pena. Y más acompañada de gente como este grupo, que enriquece tus experiencias con optimismo y energía.

¡Nos vemos en la próxima!

Clara Ruiz

11990553_10153544010225915_7574173320140186138_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s