San Juan de los Dolores

Reseña escrita por Fatima Canales
Fecha: 16 de Agosto de 2015
Fotos: Adrian Medina / Fernando Valdez

Llegó el momento de la primer salida del semestre, yo no me encontraba segura de asistir, pero el recordar la satisfacción al llegar a una cumbre y compartirlo con amigos de hace tiempo y nuevos hizo que alistara mis cosas y llegara a la pantalla del Tec temprano en la mañana.

Partimos rumbo a Arteaga, con la promesa que disfrutariamos las vistas del lugar. La salida originalmente había sido planeada para subir El Musgo, pero David y unos trepas más habían subido recientemente el cerro aledaño llamado San Juan de los Dolores, recomendandolo por sus vistas y accesible camino. Fue facil convencer a los demás por ser un cerro nuevo por conocer.

1

Comenzamos la subida 34 trepas y 3 perros, teniendo un clima muy agradable de 20°C. Primero subimos por una pequeña cañada que luego se transformó en un camino cubierto por frondosas coníferas que nos cubrían del sol. Llegamos al puerto disfrutando de las vistas del lugar y nos dicen que aún no terminaba nuestro recorrido, señalando una cima alta hacia la izquierda donde continuaríamos subiendo. Ahora tocaba caminar por la cresta y hacia la cumbre, siendo varios trepas víctimas de magueyes y espinas que se encontraban por doquier (sobre todo los que traían shorts).

2

El último tramo fue lo más pesado del recorrido y finalmente llegamos a la cumbre 30 trepas y 2 perros, los demás detuvieron su camino en el puerto. Bajamos las mochilas, dimos un vistazo a los alrededores y cada quien buscó un lugar para comer cómodamente y recuperar energía. Rápidamente el cielo se nubló y cayeron gotas, el frío se comenzó a sentir y no dudamos en sacar chamarras e impermeables, yo me resguarde en un toldo que tenía Pilar. Todos terminaron de comer y nos acomodamos para la foto grupal en la cumbre, subiendose Fernando a un pino para tomarla.

4

3

Comenzamos a bajar mientras se despejaba el cielo nuevamente, la bajada fue fluida y cómoda. En algún punto nos detuvimos en una zona abierta llena de pasto y arañitas, unos se pusieron a descansar y otros a estar parándose de cabeza y haciendo posiciones de yoga. Después de ese momento continuamos avanzando y finalmente terminamos el recorrido llenos de satisfacción y platicando anécdotas de ese día. El regreso a Monterrey fue muy cómodo. 5

6

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s