Mota Grande y Mota del Oso

Reseña escrita por Luis Leonardo Zamora (Fugaz)
Fecha: 9 de Septiembre de 2012
Título alternativo: “Explorando el paso entre las Motas en recorrido.”
Fotos: Luis Leonardo Zamora
Altimetría: Luis Leonardo Zamora

Me lavanté temprano el domingo para luego de un baño y preparar rápidamente mis cosas alcanzar al grupo en el sitio de reunión, medio desayuné y al salir tuve la grata noticia de que había llovido durante la madrugada y el cielo estaba totalmente nublado, esto era muy bueno, pues es lo que esperábamos para tener mayor probabilidad de éxito en el recorrido que buscábamos hacer, conectar la Mota Grande con la Mota del Oso por la arista, y es que prácticamente no hay sombra en el trayecto y el verano aún estaba vigente.

Al haber carrera en el Tec tuvimos problemas para estacionarnos, pero siendo las 7:30 AM, partimos teniendo un grupo de 15 exploradores: Raúl Santos, Daniel Santos, José de la Mora, Aldo Chable, Eduardo “Walo” Fernández, Héctor Hernández Sáenz, Oscar Araujo, Sofía Aguilar Marín, David Salas, Julieta Carreón, Alejandra Rodríguez Aceres, Héctor Ferreira, Emilia Rojas de León, Lucía Alberto Arrieta Amador, y Luis Leonardo Zamora (redactor); que salimos en 3 vehículos con rumbo a Rinconada, N.L., además Pantoja y Enrique nos alcanzarían en la cima pues salieron tarde.

Tomamos la carretera libre a Saltillo sin mucho tráfico, el camino hacia Rinconada había sido recarpeteado recientemente llegando incluso hasta los Fierros. Dejamos los autos junto a la iglesia (916 MSNM), e iniciamos el recorrido a las 8:30 AM, internándonos en una amplia cañada para luego tomar la vereda que asciende a la Mota Grande, cuya cumbre no podíamos ver al estar cubierta por las nubes.

Avanzamos con un paso cómodo con Oscar a la cabeza, la mañana era muy fresca por lo que el calor no fue factor que nos afectara, el tren pasó a las 8:53 AM anunciando su paso, nosotros continuamos, parando hasta llegar a la primer loma, en el ascenso al “puerto Pepe”, quiso llover un poco, ahí nos cruzamos con unos montañistas que ya venían de regreso, justo cuando la lluvia cobraba fuerza, pero más que la lluvia el viento arreció al caminar por sobre la arista, este soplaba con fuerza de norte a sur.

Seguimos sin parar, y conforme aumentaba el viento yo aumentaba el paso, buscamos la ruta que rodea la cumbre por el sur, para resguardarnos con la montaña como protección contra el viento, al llegar al puerto sur, la neblina nos impedía ver con facilidad la cima, estando sólo a 40 metros de ella.

Nos tomó 2 hrs. 10 min. en llegar a la cumbre de la Mota Grande, los pinos nos daban abrigo contra el viento del norte, comimos un poco y firmamos el diario de cumbre, haciendo tiempo para esperar a nuestros compañeros que salieron tarde; José de plano no atendió las indicaciones y vino sólo con una playera sin mangas y short, así que pasó frío, por lo que le presté algo para calentarse y mis polainas para protegerse las piernas contra las espinas en la exploración. Luego de escuchar que los faltantes estaban cerca y bien, nos tomamos la foto de cumbre e iniciamos la exploración para llegar a la Mota del Oso por la arista.

Yo había iniciado ese trayecto 8 años atrás, pero no llegamos al destino, ahora con mayor iniciativa y experiencia esperábamos poder hacerlo. Al principio caminábamos con cuidado de no espinarnos, ya luego con más confianza pasaríamos con más naturalidad, pues al ser exploración no había vereda, sino que nosotros la estaríamos haciendo.

El viento soplaba contante por el norte pero ya sin la intensidad previa; Enrique trajo a sus perros Argos y Tokio, sin saber que íbamos a explorar, hasta que al llegar a la cima no nos vieron ahí y nos siguieron por la arista junto con Pantoja. No tardaron mucho en alcanzarnos al moverse rápidamente en el terreno junto con los perros.

El terreno sobre la arista fue principalmente de tipo xerófito, por lo que caminábamos esquivando las espinas, de matorral bajo, casi sin sombra pero al estar nublado no sufrimos por ello, el aire soplaba constante por el norte, de hecho en la parte central se yerguen unos pinos secos moldeados por la acción del viento, de hecho sólo hay pinos en la cara norte, además caminamos por senderos rocosos, de esa roca de la región distinta de la roca calcárea.

Llegamos al puerto al pie de la Mota del Oso, desde aquí seguimos un sendero bien trazado hasta la arista cimera (norte-sur), hasta una tranca que cruzamos para caminar por un pequeño bosque, cabe decir que la cerca delimita justo el bosque que está sólo del lado norponiente, debimos cruzar de nuevo la cerca para seguir por el lado oriente hasta la cima, pero al no haber pinos seguimos al límite sur hasta un sitio sombrado por grandes pinos para comer. Nos tomó un total de 6 hrs en llegar a la cumbre (2031 MSNM), siendo las 2:31 PM.

Estábamos cansados y hambrientos, especialmente Julieta, así que nos dispusimos a compartir la comida y cantarle las mañanitas a Oscar pues ya casi era su cumpleaños, hasta hubo pastel y una piña; yo , con la pena no traje prácticamente nada para comer, más que ración de marcha y agua, así que probé un poco de todo, muy rico, por cierto.

Al regreso, nos tomamos una foto grupal, no hay cruz ni registro de cumbre, así que esa sería el único registro, para el regreso bajaríamos por otro camino directo a Los Fierros; Oscar insistía en hacerlo por la arista, pero no viendo un sendero franco, optamos por buscarlo en la cañada que era donde debería estar, así que Oscar y Pantoja se separaron para explorar la arista mientras los demás nos fuimos por la cañada.

Bajamos al puerto y vimos que el sendero está muy bien marcado, sólo que lo perdí en un momento pero lo volvimos a encontrar más adelante y lo seguimos, cruzando el arroyo en la cañada, muy cerca de donde me parece está un ojo de agua, pero al haber unas tranzas de vacas cerca no quisimos beber. Para entonces ya habíamos visto a nuestros compañeros descender de la arista hacia la cañada tras nosotros.

Seguimos la vereda con el arroyo al oriente, pasando junto a un grupo de vacas, una de ellas ya en los huesos, el arroyo llevaba agua, consistía de una larga plancha rocosa, la vereda sigue por los costados y se mete en él en ocasiones, donde seguimos por la plancha rocosa esquivando las pozas, aquí los perros pudieron refrescarse a su antojo, cabe decir que argos ya sangraba de las cuatro patas.

La vereda ahora corría por el oriente de la cañada para esquivar una cascadita y otros puntos donde el agua desapareció filtrándose bajo tierra, ya para entonces la pendiente era muy ligera, la labor fue encontrar el sendero para evitar caminar por el lecho rocoso ya con menor desnivel, para así llegar a Los Fierros (948 MSNM) con el atardecer, a las 7:19 PM; aún distaban 6 kilómetros hasta Rinconada donde dejamos los autos, pero continuando con nuestra buena fortuna, pasó una camioneta que aceptó llevar a los choferes por los autos mientras los demás estirábamos durante la espera.

Ya todos juntos nos fuimos a Rinconada pasando por la Cueva Ahumada, zona donde hay pinturas rupestres, el anochecer nos alcanzó en la carretera para llegar al punto de reunión a las 8:30 PM.

Adjunto el poema que escribimos en la mota Grande:

Cultivo una rosa blanca …

en lo más profundo de tu cuerpo

con intención franca

desde lo alto de la montaña.

 

Bajo por la cañada

Donde encuentro el fruto marchito de

Tu corazón espinado

Y te recuerdo cada mañana

Con la firme esperanza

De que pueda verte

Asistentes:

  1. Sofía Aguilar Marín
  2. Emilia Rojas de León
  3. Julieta Carreón
  4. Lucía Alejandra Rodríguez Aceres
  5. Héctor Hernández Sáenz
  6. Eduardo “Walo” Fernández
  7. Alberto Arrieta Amador
  8. José de la Mora
  9. Aldo Marco Chablé Gallegos
  10. Daniel Santos
  11. Raúl Santos
  12. David Salas
  13. Alejandro Pantoja
  14. Enrique Sandoval
  15. Héctor Ferreira
  16. Oscar Araujo
  17. Luis Leonardo Zamora (redactor)

Saludos,

Fugaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s