Vallunaraju 5,686 msnm, Cordillera Blanca, Perú

Reseña escrita por Daniel Santos
Fecha: 31 de mayo de 2012
Título alternativo: “Los hermanos Santos practican andinismo”

Image
Trepacerros presente en los Andes. Los hermanos Santos  en la cumbre del Vallunaraju.

Un año atrás concebí la idea de ir a la Cordillera Blanca en Perú, tras ver fotos de sus hermosas cumbres y valles. En un momento el viaje no se iba hacer por que no conseguí con quién ir. Sin embargo un par de meses antes de vacaciones, mi hermano Raúl se animó a ir. Entonces, sin mucho tiempo empecé a entrenar aunque sin dedicarle mucho esfuerzo, error que cobraría factura en la montaña. Empecé a planear el viaje preguntándole a Oscar, que ya había ido, y Rodulfo me contactó con unos conocidos de Huaraz, la ciudad que es base del andinismo peruano. Al final el plan resultó ser: llega a Huaraz y a ver qué pasa.

Cuatro días antes de hacer cumbre Raúl y yo llegábamos a Huaraz después de darle la vuelta a la Cordillera Huayhuash en 7 días (normalmente se hace en 10-12 días). Estabamos cansadísimos, después de 7 días de dormir a más de 4,000 metros y largas caminatas en altura todos los días, a veces subiendo 1 paso y otros días 2. Yo ya me sentía preparado para subir a una cumbre, ya había sufrido los embates del mal de altura (al cual soy muy propenso) en Huayhuash. Las hermosas vistas del trekking, los valles y las montañas nevadas, altísimas y con sus gigantes glaciares nos habían inspirado y abierto el apetito para hacer cumbre en algunos nevados.

Al llegar a Huaraz empezamos a planear nuestra siguiente meta, una cumbre de más de 5,500 metros, para después subir un 6mil. Nos decidimos por el Vallunaraju, ya que su glaciar se presta para aprender técnicas de rescate y adentrarse en el mundo de la escalada en hielo. Contratamos a un guía de montaña para que nos diera curso de rescate y escalada 2 días y el tercero haríamos cumbre.

El Vallunaraju está muy cerca de Huaraz, en un día despejado es posible ver la cumbre desde la ciudad. Nos vimos a las 8AM con nuestro guía Rolando, y partimos en taxi hacia donde empezaríamos a caminar. El camino de terracería sube desde la ciudad de Huaraz a 3,000msnm hasta una laguna a los 4,000msnm en la quebrada que se forma entre el Vallunaraju, Oshapalca y Ranrapalca. Ahí también se encuentra un refugio donde la Asociación de Guías de Montaña del Perú capacita a los nuevos guías de montaña. Después de subir mil metros en el taxi, y de que Rolando resolviera unos problemas a la entrada del Parque Nacional Huascarán, ya nos encontrábamos al inicio de la vereda. Nos repartimos equipo y empezamos el ascenso por ahí del mediodía hacia el campamento morrena a los 4,900 msnm.

En la primer parte del ascenso hay que remontar una parte que es casi una pared de unos 300 metros. Es una vereda muy empinada con zigzags muy cerrados, que cruza varias arroyos y cascadas del deshielo. A unos 20 minutos de salir nos encontramos con nuestro primer obstáculo. Una de las cascadas-arroyo ha vertido su agua en la vereda y el intenso frío de la noche había hecho que se formara una capa de hielo cristalino. La pendiente era muy empinada por lo que no daba margen de sacarle la vuelta a la vereda, por momentos habría que pasar sobre el hielo. En cuanto vi al hielo pensé “esto va a estar interesante y un poco uy uy uy”. Rolando dijo que nunca le había tocado algo así en sus más de 70 ascensos al “valluna”, pero casi sin inmutarse empezó a subir muy decidido. Yo decidí esperarlo un poco para ver cómo le iba y cuál fue la sorpresa que unos segundos después ¡Rolando resbala con el hielo y se cae de espaldas hacia la pendiente! En esa fracción de segundo pensé “ya valió madre, nos quedamos sin guía”. La pendiente era tal que muy probablemente de caerse así llegarías hasta el inicio de la vereda. Afortunadamente había un pequeño arbusto justo donde se cayó, y entre que lo frenó un poco y pudo reaccionar y agarrarlo, Rolando se salvó. Instintivamente me estiré y sostuve a Rolando de la pierna mientras se recuperaba. Se recuperó y sentó un poco más adelante, le tomaría como unos 10 minutos el tranquilizarse para seguir. Mientras tanto le dije a Raúl que me ayudara a sacar mi piolet de la mochila y con él rompía el hielo para hacer espacio suficiente para pisar donde fuera necesario.

El peso de las mochilas era mucho y ya estaba sintiendo el cansancio acumulado de tantos días en la montaña. Me decía a mi mismo “esto es lo que pasa cuando se te hace fácil y no entrenas lo suficiente”, lección aprendida. Seguimos otro par de horas y nos detuvimos para comer pan con guacamole. Después de 3 horas de salir, llegábamos al campamento morrena, donde había solamente otras 2 tiendas de campaña. Instalamos campamento y tomamos un té. Se nos había hecho tarde por diferentes retrasos que tuvimos y decidimos no partir hacia el glaciar. Rolando nos enseñó la teoría de cómo encordarse, qué nudos hacer y cómo armar el sistema de rescate en grietas. Al atardecer tuvimos oportunidad de ver el “alpenglow” en el Ranrapalca.

Image
El famosísimo “alpenglow” en el Ranrapalca.

La siguiente mañana despertamos al amanecer y tras desayunar y tomar un té partimos hacia el glaciar. Cruzamos la morrena y llegamos al pie de glaciar, se alzaba una pared de hielo con pendiente fuerte, donde más tarde escalaríamos. Sin embargo la pared presentaba una debilidad un poco a la izquierda llegamos a ese punto y nos pusimos los crampones y nos encordamos. Partimos hacia arriba por supuesto y ascendimos por el glaciar en busca de una grieta coquetona para hacer prácticas. Después de 1 hora encontramos una grieta bonita y profunda, ahí nos detuvimos. Rolando construyó un anclaje con una estaca de hielo enterrada, ya que la nieve era muy suave. Con una votación de 2 contra 1 decidimos bajar a Raúl a la grieta como piñata para después rescatarlo. Lo bajamos y se quedó colgado unos 15 minutos mientras me enseñaba la teoría, armábamos el sistema y jalamos a Raúl. Al salir de la grieta se veía muy aliviado de estar otra vez en la superficie.

Image
Piñata en la grieta.

Después de practicar varias veces el sistema de rescate bajamos al inicio del glaciar a practicar algo de escalada en hielo. Rolando sacó los piolets técnicos y se puso a escalar, yo le dí seguro, puso 3 tornillos y después lo bajé. Era mi turno, yo me esperaba hacer un top-rope, pero Rolando tiró la cuerda sin preguntar. De pronto todo se volvía más serio. Era mi primer escalada en hielo, y tenía que puntear. Le pregunté que cuál era la técnica adecuada, el me respondió “tú nomás sube”. Por suerte yo he visto muchos videos de escalada en hielo, entonces subí a mi interpretación más cercana del estilo de Ueli Steck: “¡hecho madre!” Desafortunadamente ese estilo solo me duró 10 segundos, el estar a 5,000msnm me impedía seguir con ese ritmo unos 10 segundos más. Después de pegarme un par de veces con pedazos de hielo que salían volando al usar mal el piolet, llegué a la reunión y Raúl me bajó. Luego el subió en top-rope. Bajamos al campamento morrena para ver el atardecer de nuevo, cenar y dormir.

Image
Sistema de rescate.
Image
Escalando la pared de hielo.

A las 2AM nos levantábamos, desayunamos, terminamos de preparar todo y partimos hacia la cumbre. A las 3AM empezábamos el ascenso al pie del glaciar. Nos pusimos los crampones, sacamos el piolet, nos encordamos y partimos Lo que siguió fue lo que se me hizo un tiempo interminable de cramponear, un paso y luego el otro. Rolando iba primero, yo en medio y Raúl hasta atrás. Yo me cansaba muy rápido, Rolando era indiferente al ritmo que subíamos, para el era lo mismo ir rápido o lento. Pero Raúl tenía mucha prisa (aunque sin ir rápido) solo no se quería detener. En general a mi nunca me gusta ir rápido, prefiero ir a mi ritmo, disfrutar el camino, no solo pensar en la meta, pero bueno, estaba amarrado a dos otros tipos, hay que adaptarse.

Image

Pero adaptarse toma mucha paciencia cuando se trata de ir en una cordada de 3 personas en que todos van a diferentes ritmos. Rolando iba rápido hasta que me jalaba de la cuerda, luego se daba cuenta e iba más lento, esto hacía que yo acortara distancia y la cuerda se acumulaba enfrente de mi y tenía que tener cuidado de no pisarla, yo me iba un poco mas lento para que la cuerda se volviera a tensar y luego Raúl se acercaba a ahora tenía que cuidar de no enredarme ni pisar la cuerda tanto atrás y adelante. En esto la cuerda se tensaba y me jalaba otra vez, entonces le daba más rápido y ahora Raúl me jalaba hacia atrás por ir más lento que yo. Las variaciones de la pendiente solo contribuían al pequeño desmadre con el que tenía que lidiar mientras subía cansado a las 4AM rumbo a la cumbre. Pensaba cualquier tipo de cosas para distraerme, me acordaba de mis amigos. De como me harían muchas bromas de ser nena si es que no hacía cumbre, lo de las cuerdas me recordaba a la sincronía que tenía con Dante en el kayak, y me acordaba de Abejo y Javi porque me dio HAFE.

Después de 2 horas por fin llegamos a la arista y nos pasamos de la cara oeste a la noreste. Resolví mis problemas de HAFE y luego seguimos un poco más abajo de la arista. El camino pasaba a un lado de profundas y grandes grietas y de unas depresiones en forma de cráter que no me daban buena espina. A la izquierda la pendiente se hacía más pronunciada y el glaciar se agrietaba para después dar paso a seracs. A la izquierda por un momento pasamos debajo de una pared de hielo muy alta. Se podían ver pedazos de hielo que se habían desprendido, el camino que dejaban en la nieve indicaba que eran recientes. Seguimos subiendo sobre el camino que daba vuelta a las grietas y pasamos a un lado de la cumbre sur. Algo curioso era que sobre el camino la nieve estaba dura, pero si te salías un poco te hundías unos 35cm. Rolando vio que yo ya iba cansado y se paró para tomar un descanso. Me sentí aliviado pero en eso Raúl dice muy enojado nos acabamos de parar hace poco, por qué nos paramos otra vez, hay que seguirle!!!! Y mi pequeño descanso se esfumó tan rápido e inesperado como llegó, a seguir entonces. Ya me daba igual, no es como que un descanso me fuera a ayudar tanto para compensar una falta de buena preparación física y el cansancio acumulado de las dos semanas pasadas.

Image
Arista rumbo a la cumbre.

Tras otro largo de rato de caminar y al amanecer llegamos al “crux” de la ruta: una pendiente mucho más pronunciada de unos 6 metros para llegar a la arista en el puerto cerca de la cumbre. Esta parte también la subí al más fiel estilo de Ueli Steck usando la técnica de piolet manche. Llegamos a la arista, nos pasamos a la cara sureste y subimos por la arista coqueta unos 10 minutos a la cumbre. ¡Cumbre!

Image
¡Viva México!

Llegamos a las 7AM después de 4 horas de ascenso. Disfrutamos de unas hermosas vistas a los innumerables nevados de la Cordillera Blanca, nos tomamos muchas fotos y no perdimos tiempo en empezar a bajar.

Image
Descenso.

Al llegar a la parte de la cara oeste, un par de tipos que venían bajando con nosotros se pusieron esquís y haciendo trampa bajaron rapidísimo a la morrena. Quiero aprender a esquiar, tal vez en algún otro viaje en el futuro tendré la oportunidad de hacer esquí de altura. Descendimos al campamento, lo desmontamos y bajamos hacia el valle. Tardamos mucho ya que Raúl iba lesionado de las rodillas por cansancio. Sin embargo ya bajamos al valle, luego a Huaraz y fuimos por unos pollos al a brasa para festejar.

Por el cansancio acumulado, la lesión y el corto tiempo que nos quedaba del viaje decidimos cambiar a modo turista y nos fuimos a Lima y Machu Picchu. De esta manera cerrando la participación de Trepacerros en la temporada de verano de andismo, y concluyendo la expedición Santos a la Cordillera Blanca.

Anuncios

4 comentarios sobre “Vallunaraju 5,686 msnm, Cordillera Blanca, Perú

  1. Muchachos
    Como estan.!
    Hace tiempo que ya no leía sus reseñas, alguna vez los acompañé al copete de las Aguilas y fue una experiencia inolvidable.!!!

    Cuando van a LA CALLE, o al EL SAPO, o a las NIEVES, avisenme si…?
    Me gustaría acompañarlos…

    Gracias
    Mis datos:
    Luis F Corona
    lfcoronam@gmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s