Exploración Chancaca-Batea

Reseña escrita por David Hernández
Fecha: 19 de Febrero de 2012
Título alternativo: “Deliberaciones e Insurgencia!”
Fotos: Joaquín Cisneros
Altimetría: Luis Leonardo Zamora

El día de hoy me levanté con aire melancólico a las 5:15am para asistir a mi ultima salida con Trepacerros por un rato, pues me mudaré de ciudad. Estaba cansado del día anterior pues había escalado en roca y dormido pocas horas. Sin embargo pronto me daría cuenta que otros de mis compañeros tampoco habían dormido mucho que digamos. Temí perderme de esta salida por llegar un poco tarde, pero afortunadamente logré estar listo en la famosa pantalla antes de que partiéramos.

Ahora les presento a los integrantes de esta obra, digo salida: FU, GIO, PANTO, RULO, OSCAR, JOACO, y mis nuevos amigos del club Cóndores; CONDOR 1 (Emmanuel), TOBY, y finalmente NIZA( el representativo femenil).

Nos encontramos con los Condores en el HEB y de ahí partimos para el Barrial, que según yo no era muy seguro de andar de noche, pero bueno, ahí andábamos en las terracerías molestando a los vecinos y adentrándonos entre los bosques.

La caminata empezó fluida, y nos dio la bienvenida un halcón posado sobre un árbol sobre la vereda que emprendió el vuelo cuando nos acercábamos hacía él. El clima nos favoreció desde el principio pues a mi juzgar fue siempre ideal.

Mi primera sorpresa fue ver que TOBY, quien supuestamente era nuestro guía, comenzaba a retrasarse, y necesitaba descansar un poco más que los demás. Por lo que me preguntaba si no regresaríamos muy tarde a ese paso. Afortunadamente CONDOR 1(Emanuel), parecía tener conocimiento de la ruta, o al menos así parecía pues se adelantó bastante del grupo junto con NIZA. En ocasiones dudábamos de la ruta, para lo que simplemente consultábamos por los radios a TOBY quién desde abajo nos daba indicaciones.

No podría yo detallar aquí los pormenores de la ruta, pero en general sí existía vereda caminada (por el momento). Y si se desea conocer a detalle altitud, tiempos, coordenadas, o marcas de la ruta, no duden en consultarlo con cualquiera de los 4 o 5 personas que en esta ocasión contaban con GPS. Cosa que al principio agradecí pues definitivamente con tantos GPSs no tendríamos problemas de orientación.

Como fruto de mi experiencia del día de hoy, les puedo asegurar que contar con tantos dispositivos de posicionamiento global, en manos de montañistas aventurados y decididos, puede volverse contraproducente para efectos de llegar a acuerdos mutuos sobre la ruta a seguir.

Así fue como en cada desviación, cruce, terreno agreste, puerto, casita, corral, cañada, etc, tuvimos que realizar ejercicios de deliberación sobre la ruta correcta. Además de contar con varios montañistas experimentados que aseguraban cada uno estar seguros del camino.

Sin embargo llegó un momento en el que el pueblo trepacerril y condocerril  realizó un golpe de estado implacable, el cual estuvo animado en gran parte por OSCAR, a quien TOBY seguidamente le tenia que decir HAZ CASO!  Mediante este movimiento rebelde pusimos fin a una larga caminata en la que más bien parecía que estábamos atacando la cima en espiral que de manera decidida. De esta manera, y a la mala, pudimos encaminarnos desesperadamente entre las biznagas y lechuguillas rumbo a la cima.

Quiero dar fe, de que la vista desde la cima de la CHANCACA no le pide nada a otras cimas muy afamadas de la región. Además que esta precisa vez tuvimos una vista nevada de los cerros Potosí y Coahuilon. La cima que hoy alcanzamos después de 6 horas de deliberaciones  e insurgencias, no había sido alcanzada por nadie desde 2010. A testimonio del librito de registros que se encontraba en la cima. Nosotros creíamos que nuestro guía TOBY que hasta el momento había parecido muy seguro de guiarnos hacia la cima, había ido a esta cumbre en 2011. Por lo que le solicitamos inmediatamente una explicación. A lo que TOBY contesto acertadamente que él nunca dijo que nos llevaría a la cima de la CHANCACA sino que haríamos el recorrido CHANCACA-BATEA el cual no arriba a la cumbre de esta primera, puesto que se requiere evitar fatiga que esto pueda originar.

Después de muchas buenas risas que yo escuché mientras me echaba una siestecilla, y después de unas fotos coquetas como las que se acostumbran en este club, acompañados por los nobles Condores, nos dispusimos a comenzar la exploración de la cresta que conecta la cima de la CHANCACA con la BATEA. Este tramo era verdaderamente nuevo para la totalidad de integrantes del grupo, por lo que fue muy valioso para mí participar en esta exploración.

Desde la cima ya mencionada, la mentada BATEA parecía no estar muy lejos. Lo cierto es que  demoramos al menos unas 2 horas y media en alcanzar el objetivo. Tiempo dentro del cual tuvimos muchas otras deliberaciones y discusiones sobre los GPSs y las rutas, y las marcas, etc. Cabe mencionar que de manera inédita, fue en un momento tal el grado de división, que se opto por realizar dos equipos, espontáneamente nombrados CONDORES 1 y CONDORES 2. Sin embargo por razones del destino y de que entre los montañistas perdura más la unión que la división, terminamos bajando todos por el mismo lugar.

La BATEA es un puerto inmenso lleno de pinos y lugares con potencial para acampar fresamente. Habíamos tenido muchos mares de nubes antes de llegar a este sitio, y finalmente entramos en las nubes y nos encontrábamos literalmente en un bosque nuboso. Después de recorrer este inmenso puerto nos encontrábamos ante la ultima bajada que según los GPS era de tan solo 1000 metros de desnivel. Haciendo cálculos de servilleta montañera, me imaginé que faltaría una hora y fracción para estar abajo. Pero nuestro guía TOBY nos metió el susto de nuestras vidas al decirnos fuera de broma que faltaban unas 3 o 4 horas. Afortunadamente CONDOR 1 corrigió esta afirmación y nos aseguro faltaba mucho menos.  Se preguntarán los lectores que porqué tanta preocupación con las horas, al cabo que tanto son 3 horas de bajada, pero hay que decir que en ese momento ya llevábamos unas 10 horas de andar y más de 1550 metros de desnivel acumulado.

Ya en la practica los Trepacerros como es bien sabido se alocan en las bajadas, por lo que muy antes de lo previsto estábamos en el lugar donde habíamos dejado los carros, para un total de 11 horas de recorrido.

Quiero agradecer aprovechando esta reseña a cada persona que ha compartido montañas conmigo en estos últimos 6 años, los que si leen las reseñas, son yo creo a los que más me interesa agradecerles, porque son ellos(as) los(as) que tienen cariño por este grupo, como lo tengo yo. Y aunque sea mediante un cuento breve, nos fascinará más adelante rememorar días increíbles. Pero sin olvidarse nunca que las reseñas, no deben orillarnos nunca a vivir de nuestros recuerdos, sino más bien a recordar las cosas que más nos gustan y a seguir haciéndolas. Como en la película de UP. Si no la han visto véanla. Y nos vemos pronto, al cabo no me voy muy lejos.

Gracias, TOTALES!

PD. De camino de regreso, los Trepacerros se fueron dando cuenta de que sus cuerpos tenían “visitantes”. A pesar de esto no resistieron las ganas de ir directamente por unos buenos tacos. Y ya posteriormente, encargarse de esos visitantes incomodos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s