Pico Bandera

Reseña escrita por Luis Leonardo Zamora (Fugaz)
Fecha: 5 de Febrero de 2012
Título alternativo: “Un paseo por las nubes, bajo, entre y sobre ellas”
Fotos: Luis Leonardo Zamora
Altimetría: Luis Leonardo Zamora

Siguiendo las exploraciones, Oscar Araujo y yo (Leonardo Zamora) buscamos ascender el pico Bandera, que está al oriente del ejido de Lagunillas y al poniente de Potrero Redondo. Para ello nos dimos cita el sábado 4 de Febrero para salir a las 2:30 PM de Monterrey con rumbo al ejido de Laguna de Sánchez.

La indagatoria en mi casa fue que cómo se nos ocurría salir en un frente frío y con lluvia a la sierra, pero con la idea de que no hay mal clima, sino montañistas mal preparados seguimos con el plan; para ello contamos con el patrocinio y apoyo de Joaquín Cisneros a quien damos las gracias por prestarnos su auto compacto para transportarnos en él hasta Laguna de Sánchez y de ahí caminar unos 15.6 km hasta Lagunillas.

El cielo estaba completamente nublado en Monterrey con lluvia ligera, en Ciénega de González (1350 MSNM) también había estado lloviendo toda la semana; el camino a partir de ahí fueron 11 km en pura terracería y en reparación debido a los daños causados por el huracán Alex, con nuestro auto compacto parecíamos fuera de lugar en dicho camino, así que avanzamos a paso lento por el camino; de esta forma llegamos alrededor de las 5:00 PM a Laguna de Sánchez, donde dejamos el auto estacionado y nos alistamos para caminar.

Tanto Oscar como yo llevamos mochilas de 35 litros, así que el sleeping ocupaba casi todo el interior, por lo que llevamos lo mínimo indispensable para el recorrido. El clima estaba muy agradable, nublado y fresco sin lluvia pero con alta humedad, nos quedaba una hora de luz para cuando empezamos a caminar, a los 3 km una camioneta nos ayudó por un par de kilómetros hasta el final del valle, ya en el ocaso del día de ahí caminamos 3 km más en un ascenso de poco más de 400 m. de desnivel, en los que atravesamos las nubes para luego ser iluminados por una brillante luna hasta llegar a Puerto Nuncio (2366 MSNM).

De ahí continuamos poco más de 4 km hasta llegar a El Hondable (2220 MSNM) donde pernoctamos en una agradable meseta; armamos el campamento cerca de las 9:00 PM, el viento comenzó a soplar fuerte desde el sureste y cuando nos disponíamos a cocinar empezaron a caer gruesas gotas de lluvia, y escuchamos que se acercaba una verdadera cortina de agua, rápidamente nos metimos en la carpa salvándonos por poco de mojarnos. Cocinamos y cenamos dentro de la diminuta carpa, secos y satisfechos nos dormimos a las 10:30 PM en una noche muy agradable, templada.

El domingo 5 de Febrero nos despertamos fortalecidos y esperamos a que clareara la mañana para dejar la carpa y bolsas de dormir en una de las casas en El Hondable. Empezamos a caminar entre las nubes a las 7:48 AM, las cuales poco a poco se fueron levantando y descubriendo los cerros que nos rodeaban, luego de poco menos de 4 km llegamos a Lagunillas (2100 MSNM) a las 8:20 AM, preguntamos con las personas que viven ahí por referencias para subir a la cumbre, para luego iniciar nuestro recorrido.

Partimos a las 8:25 AM con rumbo al sur unos 500 metros hasta una cerca de madera frente a la última casa, la cruzamos para seguir el sendero que lleva al puerto para cruzar a Potrero Redondo, sin embargo, a poco más de 250 metros tomamos un desvío equivocado hasta una vereda en desuso cruzando por una cerca de púas, y caminando en bosque cerrado unos 20 minutos hasta que por fin Oscar encontró de nuevo la vereda perdida, la cual reconocimos porque llega a un prado (2185 MSNM).

Continuamos hasta llegar a un recoveco de rocas donde parte una vereda al norte y por malinterpretar las recién instrucciones del lugareño la exploramos, andando y desandando 250 metros por 21 min, más adelante a 3000 MSNM llegamos al que pensamos es el entronque que lleva a la Cebolla, siguiendo la otra opción más franca hacia el puerto, a dónde llegamos a las 10:09 AM (2382 MSNM), más precisamente este punto es la parte alta del puerto, en el costado norte del mismo de donde parte un sendero con rumbo al pico Bandera.

Ya teníamos hambre y aprovechamos para desayunar en este punto, estábamos dentro de la neblina y el rocío en los árboles goteaba sobre nosotros, demoramos 38 min. Para posteriormente continuar con rumbo norte hacia la cima, el sendero desapareció a los pocos metros y tuvimos que seguir por terreno muy cerrado entre espinas y arbustos, los cuales empezaron a ceder un poco al marcarse la cresta y cobrar altura.

Ya sobre la cresta dejamos atrás las nubes, las cuales se agolpaban por sobre el puerto como una gran ola, dejando ver las cumbres de la región, imágenes que nos levantaban el ánimo pese al cansancio por andar abriendo y buscando el camino, así continuamos por 2 hr. 12 min. Procurando esquivar las espinas hasta llegar siendo las 12:59 PM a la anhelada cumbre del Pico Bandera (2787 MSNM).

Teníamos una espléndida panorámica, al oriente las nubes ocultaban todo, no pudiendo ver así la sierra de ese lado, pero si identificamos al noreste el pico Navajas, la Sierra de Mauricio, al norte el Tejocote, la Sierra de la Viga, cuya cumbre estaba oculta entre las nubes, al oeste los Picachos de Minillas, y detrás el Coahuilón, la Veleta y la Marta semioculta por las nubes, al suroeste la sierra de la Ventana y al fondo el Potosí, y al sur la Cebolla y la sierra de la California.

Exploramos un poco para buscar bajar por la ruta que rodea por el costado norte de la montaña, los barrancos de la arista se veían complicados, pero al parecer por este lado el sendero estaba más marcado que por la ruta por donde subimos; regresamos a la cumbre para iniciar el descenso por esa ruta a la 1:53 PM.

Demoramos 57 min. en llegar al punto por donde podríamos bajar la pronunciada pendiente (2660 MSNM), justo cuando las nubes comenzaban a cerrar nuestra, detrás de la arista hay una cañada la cual debe tener dos bajadas, nosotros tomamos la primera “poniente” (supongo que ascienden por la segunda “oriente”), aquí perdimos el sendero suponiendo se borraba entre las rocas, hasta llegar a un punto clave, bajaríamos usando una bandola larga apoyada en árboles hasta llegar al fondo de la cañada, donde podríamos continuar, permaneciendo siempre cerca de la arista.

En el fondo encontramos la vereda que sube por la pronunciada pendiente por el costado oriente, seguimos sólo pocos minutos dentro de la cañada, pues buscamos salir de ella justo en una ventana (2598 MSNM) que nos permitió salir de ella, sin seguir el sendero que continuaba dentro de la cañada.

La pendiente por la cresta nos permitiría avanzar muy bien, sin embargo aún debíamos cruzar por otra zona de espinas y arbustos en bosque cerrado buscando el paso por las rocas, demoramos una hora y 6 minutos más entre este terreno difícil, hasta entrar a un bosque de pinos (2394 MSNM), donde fue más fácil progresar para luego encontrar la vereda a los 2225 MSNM siguiéndola con rumbo al sur hasta llegar a Lagunillas siendo las 4:26 AM.

De esta forma emprendimos el regreso a El Hondable para recuperar nuestras cosas, ya rumbo al Laguna de Sánchez, tuvimos la fortuna de que pasara una camioneta con troncos que nos llevó hasta el auto, al cruzar Puerto Nuncio entramos a una neblina muy densa, empezando a llover al llegar cuando nos bajamos de la camioneta. Ya en el auto emprendimos el regreso a las 6:30 PM por la misma ruta conduciendo por más de dos horas a un promedio de 10 km/hr debido primero a la terracería y luego por una densa neblina entre el Manzano y Puerto Genovevo, llegando a Monterrey cerca de las 9:00 PM.

Saludos,

Fugaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s