Cañón Guaponal de Abajo

Reseña escrita por Luis Leonardo Zamora
Fecha: 17 de Julio de 2011
Título alternativo: “Cañón de la Leche”

Luego de varias cancelaciones finalmente fuimos a explorar el recorrido del cañón el Gauponal, por la parte baja del cañón, que es la sección más interesante. Para esto nos dimos cita en la pantalla a las 7:00 AM 10 exploradores: Gwenola Hecaen, Naayeli Ramírez,  Alejandro Pantoja, Jorge Juárez, Enrique Sandoval, Ernesto Viesca, Joaquín Cisneros, Axayácatl Maqueda, Jose Luis Del Hierro, y yo (Leonardo Zamora).

El recorrido sería nuevo para casi todos, Jose Luis nos guiaría en el recorrido, sólo Axa lo había recorrido hace escasas 3 semanas. Nos dirigimos por la carretera a Rayones, cruzando la sierra brindándonos un espectáculo admirando sus montañas viendo muchos picos muy interesantes, luego de las fuertes lluvias de hace 2 semanas, se mantenía bastante verde hasta llegar al poblado de Rayones, donde vimos gran cantidad de nogales, el río Blanco mostraba muy buen caudal como para recorrerlo en kayak.

Luego de pasar la cabecera de Rayones la vegetación se torna un poco más de tipo árido, destacando las biznagas, y seguíamos admirando los escarpados picos, primero por una carretera nueva para lego tomar un camino de terracería hasta llegar al poblado de Santa Rosa, dejamos las camionetas en un rancho, donde nos hicieron el favor de acompañarnos al inicio del recorrido para no tener que caminar pues Pancho bajaría la camioneta para dejarla en el rancho, el cual queda justo al final del recorrido.

El sol de verano nos presagiaba un día caluroso, Santa Rosa está ubicada en la salida de un par de cañones, que vierten sus aguas en este punto, por un lado el Alamar, más vistoso y que ya recorrimos hace unos años y por el otro el Guaponal, subimos a una sierra no muy lejos de ahí y empezamos a caminar por una zona desértica, entramos al cañón y no vimos agua prácticamente, dudamos de la necesidad de los chalecos y trajes de neopreno.

Llegamos al primer tiro, donde montamos un rapel de unos 10 mts, Axa me bajó para medir la longitud exacta, cayendo a una poza a la cual se vierte un ojo de agua, pero con mal olor debido al cadáver de un chivo. Seguimos el cañón pasando por parajes muy agradables, viendo ojos de agua como regaderas que aumentaron el caudal significativamente, y más por las recientes lluvias. Luego de un brinco llegamos al segundo rapel de unos 15 metros que entra a una cascada que pasamos por un lado, llegando a un “pot hole” sin profundidad muy bonito que cruzamos nadando para llegar al siguiente anclaje.

El tercer rapel es de 10 mts. Este cae por una cascada a un “pot hole”, ahí el agua te cae a cántaros, y es difícil ver dónde poner los pies pues el suelo termina formado un techo, ahí Alejandro se golpeó la mano mientras yo lo bajaba, y varios casi nos golpeamos, para luego caer a una poza que normalmente no trae mucha agua pero nos hundimos completamente en un segundo techo.

Llegamos a un punto donde supongo habría un cuarto rapel de 6 metros, pero desescalamos pareciéndome algo técnico, dando un salto a una poza para luego caminar unos metros. Vimos unos anclajes que la mayoría utilizamos para bajar más seguro en un cuarto rapel al quinto y último tiro.

El último rapel es de 40 metros, es muy bonito, bajamos por entre la cascada cayendo a una tina luego de un techo fácil a unos 25 metros, para luego nadar por ella y con la misma cuerda nos salimos para bajar 15 metros más, esta vez por un lado de la cascada para no caer a un hueco, terminando en una laguna muy baja donde vierten varios ojos de agua, un lugar muy bonito.

Luego de comer algo y tomar fotos, caminamos entre 30 y 40 minutos hasta salir del cañón y llegar al rancho, sin darme cuenta muy bien de cuando nos unimos al cañón del Alamar. En el camino encontramos árboles frutales además de nogales como granadas e higueras, cuyos higos estuvieron deliciosos.

En el rancho nos pusimos ropa seca y preparamos unos huevos con salchicha para comer antes de emprender el regreso al dar las 6:30 PM, llegando al Tec a las 8.30 PM, y dispersarnos a nuestras casas.

Fue un recorrido muy padre, y más por ir con viejos amigos, incluyendo a Naayeli que ya tenía mucho sin ver.

Saludos,

Fugaz

Anuncios

Un comentario sobre “Cañón Guaponal de Abajo

  1. que buena descripcion haces , buena referencia yo he pasado por el camino de arriba hacia cienega del toro pero nunca he bajado hacia el cañon, ojala en otra vuelta que de por ahi , haga esse recorrido, saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s