La Marta

Reseña escrita por Luis Leonardo Zamora
Fecha: 5 de Febrero de 2011
Título alternativo: “Simulando ir al Musgo”

Esta salida la realizamos el sábado 5 de Febrero, día celebrado por la constitución Mexicana, nos reunimos un grupo compacto de 8 exploradores: Erika Duarte, Alejandro Deschamps, Rubén Pabello, Elías Guardado, Jose Manuel Jáuregui, Jaime Leal, Yanira Moguel, Luis Leonardo Zamora (yo), y la cookie (una perrita); partimos con rumbo al Musgo, pero ya en la zona decidimos mejor subir la Marta, viendo al grupo compacto y decidido.

Iniciamos el recorrido a las 10:14 AM, lo primero fue encontrar el inicio de la vereda, seguimos un que hayé una muy vieja y en desuso, pero se unía a la correcta, en esta etapa, los arbustos estaban muy cerrados y nos acariciaban. Después de esto llegamos a terreno más abierto, que seguía una cañada hasta la cima pasando por algunos cruces de camino; aquí tuvimos que andar por zonas de rocas sueltas, y evidenciamos los estragos de un antiguo incendio.

Al llegar al último cruce de camino (3420 MNSM) tomé rumbo equivocado perdiendo la vereda, así que tuvimos un camino de subida bastante rudo, del que terminamos bastante agotados, nos abrimos paso entre rocas sueltas por una pendiente pronunciada, el camino correcto es igual, pero más abierto y con pendiente ligeramnete menor.

Luego de esto llegamos a la precumbre (3701 MSNM), nos faltaba bajar por la cresta y subir a la siguiente cumbre, pero debido a que ya eran las 2:20 PM, paramos en esta para descansar, comer, y tomar fotos, el viento soplaba fuerte pero procuramos guarecernos tras unos arbustos, mientras compartíamos una rica comida basada en pasta de distintas clases y sandwiches.

Aunque hacía fresco, nos tocó un día soleado, con magnífica vista, logrando reconocer la Viga, el Sapo, el Coahuilón, algunos de los Picachos de Minillas, el pico Bandera, la Cebolla, la Veleta, y el Potosí desde ahí.

El regreso lo emprendimos por la ruta correcta, y pudimos ver manchones de hielo en la cumbre, seguimos a bastante buen paso, mis compañeros me pedían no tomar el camino de los arbustos, pero aún el camino correcto pasaba por ahí, con la única ventaja de no tener que caminar a gatas, aquí demoramos poco menos de 2 horas en llegar a los autos para luego dirigirnos a Monterrey.

Saludos,

Fugaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s